jueves, 30 de marzo de 2017

Adopta Una Autora #2: La chica de ojos verdes - Edna O'Brien

Caithleen y Baba, dos amigas irlandesas - encantadoras unas veces, contradictorias otras -, se han instalado, tras una adolescencia de paisajes rurales e internados, en una excéntrica pensión de Dublín. Bajo las luces de la gran ciudad, sus vidas giran y se agitan en torno al tumulto y a la confusión de las nuevas amistades, las madrugadas fuera de casa, las aventuras y desventuras, y los amoríos insignificantes. Esta novela es un bellísimo ejemplo de iniciación a la vida y a la feminidad.



Trilogía Las chicas de campo
#1 Las chicas de campo - Reseña aquí
#2 La chica de ojos verdes



Título: La chica de ojos verdes (Girl with Green eyes/ The lonely girl)
Autora: Edna O'Brien
Año de publicación original: 1962
Género: Narrativa contemporánea


La chica de ojos verdes es la segunda parte de una trilogía que Edna O'Brien, mi autora adoptada para la iniciativa Adopta una autora, escribió durante los años sesenta acerca de unas chicas jóvenes creciendo y madurando en la Irlanda nacionalcatolicista de los años cincuenta.

La protagonista de esta novela es Caithleen, acompañada de su amiga Baba, a la que en el libro anterior, Las chicas de campo, habíamos visto pasar de su niñez a su adolescencia entre el pequeño pueblo irlandés donde nació y el internado de monjas donde ha recibido educación. Ahora las dos amigas se ganan la vida en Dublín, viviendo en una maltrecha pensión e intentando disfrutar de su juventud, teniendo las diversiones de unas chicas jóvenes de la época.

El entorno que nos contextualiza la novela es gris, nublado, arrastrado por la inercia en la que Caithleen se deja llevar, yendo con Baba de fiesta en fiesta, buscando ambas siempre el mejor modo de divertirse un poco, de dar un poco de color a la vida melancólica de unas chicas marcadas por su educación rural y por la religiosidad que le ha sido inculcada, sobre todo en el caso de Caithleen. En sus vidas han aparecido una galería de personajes particulares que pueblan la ciudad, en su mayoría hombres, de los que se hacen acompañar en sus salidas y que, en modo alguno, colman las expectativas de unas chicas educadas para buscar marido, pero que no encuentran al hombre de sus sueños.

Y es que esta novela nos retrata a la juventud femenina de la época, y como esa educación rural y represiva que han recibido tanto en su hogar como en el internado católico, no las ha preparad en absoluto para la vida en una ciudad como una mujer joven. Caithleen peca tanto de ingenua como de irresponsable, y, a pesar de resultar una chica irlandesa muy tradicional, se deja llevar en una aventura con Eugene, un hombre que es todo lo opuesto a ella, a su vida y a los valores morales que le han inculcado. De este modo, Kate, como nuestra protagonista pasa a llamarse en ese nuevo mundo en el que se adentra, sintiéndose cada vez más adulta, nos sirve como contrastar y conocer el entorno cerrado, católico y machista en el que se movía la mujer irlandesa de los años 50, y que se retrata desde el punto de vista totalmente subjetivo de nuestra protagonista.

Esta es una de las cosas más notables de la novela: el hecho de ver la perspectiva de esta situación femenina desde el punto de vista de una chica que está convirtiéndose en mujer, sin ocultarnos mediante ningún filtro todos sus pensamientos. Caithleen nos cuenta sus anhelos, sus deseos, sus opiniones, lo que le gusta, lo que desprecia, y como ve la sociedad irlandesa que se despliega ante sus ojos, tanto la urbana en la que vive como la rural de la que procede, sin ser generosa con ninguna y pintando un panorama despreciable e inhóspito, que es lo que ella percibe en torno a su persona.


Por otro lado, en su época este libro causó gran polémica cuando se publicó en Irlanda, donde incluso fue censurado y retirado del mercado. El escándalo vino provocado por el ya mencionado discurso sin tapujos de Caithleen, donde trata temas que en la sociedad de la época se consideraban un gran tabú, sobre todo si tenemos en cuenta lo tradicional de la misma. Las infidelidades, el sexo, los embarazos no deseados, las relaciones amorosas... son tratados directamente. No se utiliza un lenguaje demasiado directo o polémico, pero el simple hecho de hablar de ello sin inhibiciones, el haber colocado a un personaje femenino con reflexiones acerca de su sexualidad, fue suficiente para poner esta novela en el centro de un escándalo nacional.

A día de hoy, La chica de ojos verdes ha perdido este matiz polémico y morboso que la hizo un tema de conversación candente cuando se publicó en los años 60, pero sigue conservando el valor de su retrato sensible y poético, dotado de una narración exquisita, marca de la literatura de Edna O'Brien, que ya en ésta, su segunda novela, apuntaba a lo que iba a ser en un futuro: una de las narradoras en lengua inglesa mejor valoradas.

La historia que nos cuenta, además de interesante, mantiene un ritmo lento pero constante, que nos lleva a adentrarnos cada vez más y más en el mundo de Caithleen. Es una narración que, pese a los cambios que se han generado en la sociedad desde entonces, encuentra muchos lugares comunes con la actualidad, debido a las descripciones de la desazón femenina frente a la actitud que su entorno muestra ante ella.

En conclusión, nos encontramos ante una narrativa que, pese a su aparente sencillez narrativa, supone una novela particular y que merece la pena ser leída.


UNA OBRA DE ARTE PARA ESTE LIBRO

COMMONWEALTH - BO BARTLETT - 2008 - ÓLEO SOBRE LINO

4 comentarios:

  1. Todavía no he leído ninguna de las novelas de esta autora pero por lo que cuentas parece una historia muy interesante, un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola Rocío,
    Tengo que reconocer que no he leído nada de esta autora. Estoy de acuerdo, según lo que cuentas, que si, que igual el tema ahora no es revolucionaro, pero creo que el lector tiene la capacidad de empatizar lo suficiente como para saber que en aquel momento si lo es. Por lo demás, creo que la novela resulta cuanto curiosa no por la novedad del cambio social que estaban teniendo las mujeres, que ahora nos parece tan lejano y tan normal, sino por la reacción de la sociedad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Pues he leído muy poco de lo que has contado porque al ver que era la segunda parte, no quería saber más de lo necesario.
    Quiero leer la primera parte aunque no sé cuando xD

    Un saludo! ^^

    ResponderEliminar
  4. Mmmmm.... Seria interesante leerlo... Te aeguro que hay temas que aún hoy siguen siendo tabú :/

    ResponderEliminar